Mi nombre es Susana, Soy Educadora Social y en el año 2015 decidí poner en marcha este proyecto.

 

Como educadora social, trabajé durante años en el sector que más me ha dado en esta vida, las personas mayores. A través de ellas, entendí que la vida de cada uno se construye con ingredientes como ilusión, trabajo, dolor, amistad, sentido de supervivencia, aceptación...... Cada historia que escuchaba me parecía apasionante. Con esta reflexión, a mediados del 2015 decidí emprender este proyecto con el convencimiento de que poner en valor la historia de vida de las personas hace que seamos más felices y que el mundo sea mejor.

 

Desde que emprendí el  proyecto hasta ahora, han sido muchas las historias que he recuperado: desde un ingeniero que le echó un pulso a la vida a base de esfuerzo y confianza; pasando por una estraperlista intrépida y con visión de futuro; hasta una emigrante española que con 12 años se fue con su familia "a la Argentina" huyendo del hambre de la posguerra. Agradecida de escuchar estas historias, decidí poner en marcha el proyecto en forma de asociación.

 

"Asociación Vinietas" apuesta por un envejecimiento positivo y significativo, ya que cada historia que recuperamos sirve de impulso tanto a la persona como a su familia y al conjunto de la sociedad.