Mi nombre es Susana, soy Educadora Social (UNED) y Terapeuta Gestalt (GPYF), y desde que descubrí el arte de dibujar, empecé a reflejar en forma de viñetas las cosas que me iban pasando tanto por fuera como por dentro. Poco a poco, fui generando dibujos asociados a pequeños momentos de mi vida que yo llamo "clicks". 

Vinietas_de_una_gestáltica es un proyecto emocional y social a nivel gráfico que nació con la idea de compartir estos clicks, los cuales, nos pertenecen a todxs, porque todxs compartimos sensaciones como el miedo, frustración, preocupación, tristeza, culpa, alegría... Creo que el cambio en la persona es posible y que detrás de cada cambio se genera un mundo mejor y más feliz.

Actualmente, mi trabajo está orientado a las personas mayores con la construcción de libros autobiográficos. Un trabajo de acompañamiento precioso donde las personas vuelven a traspasar sus recuerdos haciendo de esto, no solamente un legado de vida para su familia, sino que también sirve para volver resignificar sus vidas y sentir todos los beneficios terapéuticos de este tipo de trabajo. Siempre digo que este trabajo no es terapia, pero sí muy terapéutico, tanto para la persona como para su familia y sistema.

 

 

 


Mi nombre es Chus y soy Psicóloga y Terapeuta Gestalt. Acompaño a personas partiendo de la confianza en su capacidad para conseguir ser quiénes realmente son. Dar con este enfoque supuso para mí aprender el idioma que mejor expresaba, aún sin saberlo, mi manera de entender la psicología. Esa manera que tiene en cuenta lo que sentimos, lo que pensamos y nuestras acciones como un todo y que nos permite descubrir quién somos primero, y nos anima a atrevernos a serlo. Consciencia, presencia y responsabilidad. Palabras que han llenado de ilusión mi camino profesional. Me uno a este proyecto segura de que una u otra viñeta despiertan una parte del mundo interior de toda persona, abriendo así alguna de las muchas puertas que en el camino del autoconocimiento van a apareciendo. Hacer terapia, acompañar este proceso se ha convertido en mi pasión y en mi manera de contribuir a hacer de este mundo un lugar mejor



Mi nombre es Alberto, desde hace seis años acompaño a peques en su crecimiento en un proyecto de educación respetuosa llamado Tartaruga. Aquí recibí el regalo de poder aprender a mirar a la infancia desde otro lugar, en la teoría supuestamente conocido, en lo vivencial totalmente desconocido. Informarme y formarme sobre la base de aquello que tiene que ver con un acompañamiento respetuoso, activo, etc, fue relativamente fácil. Después me encontré con esta parte, no tan fácil, de cómo llevar lo aprendido a este espacio, con estas peques, en este momento,…. Y aquí apareció la última de las tres partes, que tiene que ver con esto que yo siento, con esta tensión o/y ansiedad que me emana a la hora de poner un límite o acompañar un conflicto que veo que no avanza. En esta última parte es donde la Gestalt me sirvió como guía para desbloquear ciertas emociones, pensamientos y patrones, lo que me permitió conectar más con la ternura, el amor y la tranquilidad tan imprescindibles en cualquier tipo de acompañamiento.  

Actualmente soy padre de una peque de casi dos años y este nuevo papel las emociones surgen desde un lugar más nuclear y con mayor intensidad. Así que sigo mirando hacia dentro de mi, para relacionarme desde un lugar más saludable y tranquilo con todas aquellas con las que comparto un trozo de mi vida.